Cargando...

Sugeridos:

"Incentivo al Rechazo": Elizalde e idea de 2/3 para que actual Congreso modifique nueva Constitución

"Rigidizar el nuevo texto constitucional es una mala idea porque perjudica la opción Apruebo. La nueva Constitución debe establecer mecanismos razonables de reforma para su permanente perfeccionamie...

"Rigidizar el nuevo texto constitucional es una mala idea porque perjudica la opción Apruebo. La nueva Constitución debe establecer mecanismos razonables de reforma para su permanente perfeccionamiento conforme a las demandas ciudadanas", dijo el presidente del Senado sobre la propuesta de 2/3 para que el actual Congreso, de ser aprobada, modifique la propuesta de nueva Carta Magna.


La noche del martes, casi al filo del plazo, se ingresaron las primeras indicaciones a las propuestas generales de normas transitorias en la Convención Constitucional, las que provocaron incomodidad en ciertos sectores de la esfera política.

Uno de los puntos que tocan es el Senado, puesto que se busca acortar el mandato de los parlamentarios recientemente electos.

Por otro lado también se busca establecer un quórum de 2/3 para que la actual legislatura, de ser aprobada el 4 de septiembre, refore la nueva Carta Fundamental.

Este tipo de propuestas requieren 3/5 en la comisión y 2/3 en el Pleno para ver la luz y sumarse al borrador.


Presidente del Senado, Álvaro Elizalde (PS): “Genera un incentivo al Rechazo”

En el Senado causó molestia la propuesta de acortar el mandato de quienes fueron electos por ocho años hace solo un par de meses.

“Lo que hemos planteado como Senado es que se deben respetar los mandatos porque cuando se convoca a las urnas a los ciudadanos bajo ciertas reglas esas reglas deben ser respetadas”, dijo por ejemplo el presidente de la Corporación, Álvaro Elizalde (PS).

“Respecto a la indicación para rigidizar la reforma constitucional a mí me parece que no es una buena señal. No contribuye a lo que todos queremos, una Constitución nacida en democracia que cuente con alto respaldo. Genera un incentivo al Rechazo”, agregó.

Las propuestas apuntan a que el Senado llegaría a su fin en 2026 y la otra mitad del periodo simplemente se perdería.

Es decir, los últimos senadores de Chile a los que les resten cuatro años de servicio no podrían sumarse ni al Congreso de Diputados ni a la Cámara de las Regiones, el reemplazo del Senado.

Lo que sí no habría inhabilidades para que ellos volviesen a postularse a un cargo de representanción popular.

 

PC apoya reducción del mandato de senadores

La convencional Bárbara Sepúlveda (PC) destacó el apoyo que recibieron las propuestas de normas transitorias.

“Por lo menos los senadores del PC ya han planteado previamente que estaban dispuestos a que su periodo durara menos porque el fin del Senado tal y como conocemos a esta segunda cámara era una demanda que venía arrastrándose de hace varios años”, aseguró.

En ese sentido comentó que aquello es una política que se alinea con “esta demanda muy sentida por la ciudadanía”.

Los senadores ya habían enviado un oficio a la Comisión de Normas Transitorias pidiendo que se respetara la voluntad popular y no se levantara el mandato de los senadores antes de los ocho años.

Con todo, la propuesta fue apoyada por 32 convencionales.

Chahín critica los 2/3

La crítica de Elizalde sobre los 2/3 para cambios en el actual Congreso también encontró apoyo en el único representante de la DC en la Convención: Fuad Chahín.

“Realmente en estas disposiciones transitorias no solo se pasaron 20 pueblos, sino que mostraron su verdadera careta”, partió el exdiputado.

“No creen en la democracia y no quieren que esta Constitución se pueda cambiar, reformar”, lanzó.

“Le están bloqueando el camino a muchas personas que teniendo dudas estaban disponibles a aprobar y que después se pudieran hacer los cambios que son urgentes y necesarios al borrador”, agregó.

Movimientos Sociales Constituyentes apoyan los 2/3

Desde Movimientos Sociales Constituyentes la convencional Alondra Carrillo se manifestó a favor que, de aprobarse la nueva Carta Magna, el actual Congreso requiera 2/3 de acuerdo para reformar el texto.

Según dijo ella no sabe de dónde sale el slogan “aprobar para reformar”.

“Hay un sector al que no le acomoda el resultado de la constituyente y que tiene todo el derecho a tomar una decisión respecto a eso”, afirmó.

“Las normas transitorias no deben ir en la dirección de satisfacer las aspiraciones de quienes no desean esta Constitución, deben ir en dirección de permitir la implementación de un nuevo orden constitucional porque es eso lo que se le está proponiendo al país”, cerró.

Comparte en Facebook: