Polémica con Argentina

El viaje de Boric se enmarca justo después de la polémica con Argentina por la instalación de paneles solares en territorio chileno, precisamente en Tierra del Fuego.

Fue el propio presidente quien tuvo que intervir desde su gira europea y reclamó: “O los sacan ellos, o los sacamos nosotros”, ante lo que Argentina reaccionó retirando los paneles al día siguiente.

Si bien el embajador chileno en Argentina descartó “disquisiciones geopolíticas” con el país vecino, la polémica levantó rumores de una posible tensión entre países por el territorio austral.

 

Respecto al tema, el diputado PPD y miembro de la Comisión de RR.EE de la Cámara, Raúl Soto, afirmó que “el presidente ha sido enérgico, ha tenido una buena estrategia con la Cancillería, y me parece bien que ahora pueda visitar la zona para hacer un acto y dar una señal potente de soberanía, porque Chile, su territorio, se defiende y se hace con unidad”.

Gobierno aclara: “No tiene nada que ver”

No obstante, la ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, descartó relación entre dicha polémica y la visita del presidente.

“No tiene absolutamente nada que ver con el problema que tuvimos con los paneles solares. Esto es parte de una agenda que trasciende ese hecho, que es más profunda en la región, y tiene que ver con la necesidad de desarrollar en distintos ámbitos la misma, los espacios públicos y la infraestructura”, sentenció.

 

Además, la ministra descartó de momento una reunión programada entre Boric y su par argentino, Javier Milei, estableciendo que se deberá “evaluar a través de cancillería”.