Cargando...

Sugeridos:

"Fue traumático (...)Una pesadilla": Trabajador relata ataque junto a su familia en predio de Máfil

"El jefe de la banda que entró también iba a quemar la oficina donde estábamos viviendo", fue parte de las declaraciones de Luis Tamayo, quien relató lo que vivió junto a su familia durante la quema...

"El jefe de la banda que entró también iba a quemar la oficina donde estábamos viviendo", fue parte de las declaraciones de Luis Tamayo, quien relató lo que vivió junto a su familia durante la quema de 18 máquinas en la empresa Áridos del Sur en Máfil, región de Los Ríos.

 

El gerente gerenal de la empresa Áridos del Sur, que sufrió un ataque incendiario por parte de encapuchados armados durante la madrugada de este domingo, entregó su testimonio para Radio Bío Bío desde Máfil, región de Los Ríos.

Se trata de Luis Tamayo, quien al momento en que al menos 12 sujetos armados entraron a las dependencias de la empresa, él se encontraba pernoctando en una oficina con su esposa. En otra habitación dormía su hijo mayor de edad con su pareja.

Recordemos que en este nuevo ataque incendiario fueron quemadas 18 máquinas, entre camiones y retroexcavadoras, además del robo de vehículos por parte de los sujetos. Lo anterior dejó una pérdida estimada de 1.500 millones de pesos para la empresa familiar.


“Fue traumático, uno como persona normal de trabajo no esta acostumbrado a enfrentarse a una pesadilla”, señaló. Agregó que, “(…)Escuchar un ruido, abres la cortina y te encuentras con dos personas con armas largas las cuales rompen el vidrio y te quedas con las armas en el estómago“.

Tamayo aseguró que su prioridad fue mantenerse calmo, para de esta manera darle tranquilidad a su familia, naturalmente alterados por la situación y la presencia de armas. Además de los ruidos de quemas y explosivos de los que fueron víctimas.

Los hechos

Según lo que captaron las cámaras de seguridad, y en palabras del trabajador, los sujetos que se movilizaban en camionetas dejaron los vehículos fuera de las dependencias para llegar caminando hasta el lugar.

Ya en el terreno, algunos se dirigieron a las oficinas y otros directamente a los camiones para quemarlos inmediatamente. “Inlcuso antes de que nos sacaran a nosotros ya sentíamos golpes y estallidos de quebraduras de vidrio, porque tiraban explosivos adentro, o acelerante”, relató Tamayo.

“Estábamos con mi señora provisoriamente viviendo en la oficina mientras construíamos una casa acá, porque nos gustó la zona, tenemos a nuestra gente acá, trabajadores, y queríamos una casa para traer a la familia”, lamentó. “Yo traté de calmar a mi señora cuando sucedió todo (…)Para que no reaccionaran malamente y no nos provocaran daños a nosotros”, afirmó.

Luis Tamayo indicó que entre el transcurso en que los sujetos entraron a la planta, procedieron a quemar, sacaron a la familia y luego se fueron, pasaron aproximadamente 25 minutos.

“Me miró, sonrió, y afortunadamente paró la quema de la casa”

Uno de los episodios que el microempresario sufrió durante este ataque fue el tener que pedirle al jefe de la banda armada que no quemase la oficina en la que se encontraban viviendo con su familia.

“El jefe de la banda que entró en un minuto también iba a quemar la oficina donde estábamos viviendo. Yo le pedí amablemente, le dije ‘señor, ya cumplió su objetivo, ya quemó más de 20 equipos, cuál es el sentido de que nos deje sin ropa y sin nada en la lluvia y helados"”, relató.

“Y me miró, como que sonrió y afortunadamente paró la quema de la casa. Esa sería la parte humana que podríamos destacar”, agregó.

La información de este hecho ya se encuentra en manos del Ministerio del Interior, sin embargo, hasta el cierre de esta edición, los afectados no han recibido pronunciamiento de las autoridades de Gobierno.

“Puede ser porque ayer fue domingo, no sé, estaban en sus casas, pero se espera un gesto político por lo menos, algo para que me den una tranquilidad. Sé que al menos vamos a tener custodia de Carabineros durante 15 días y ojalá se extienda, porque mi señora no quiere dejar a mi hijo acá”, sostuvo.

Al respecto, la única autoridad que se ha comunicado con el afectado es Claudio Sepúlveda Miranda, alcalde de Máfil.

Piden Estado de Excepción

Como representante del gremio y trabajador de la zona, Luis Tamayo emplazó al Gobierno a que extienda el Estado de Excepción para la región de Los Ríos y también de Los Lagos.

“El Gobierno debiese ponerse las pilas y ampliar el Estado de Excepción (…)Porque claramente se vino la delincuencia o como lo quieran llamar a esta zona”, dijo.

“Esto se esta desbordando y la ministra debería pensarlo y venir a ver. Yo la invito y que venga a ver los camiones quemados que esto no es cuento político. Yo no soy político ni mucho menos, lo pido como un humilde servidor,una persona que paga impuestos y exijo mi derecho que lo dice la Constitución, el derecho al trabajo”, sentenció.

Tras el hecho, no se reportaron víctimas lesionadas, y según la declaración del entrevistado, la planta seguirá funcionando con el fin de cumplir los compromisos viales con la comunidad, y también responder a sus trabajadores.


“Esta es una empresa de áridos, nosotros no tenemos nada que ver con las tierras, trabajamos con las carreteras, hacemos obras sociales, viviendas sociales, atendemos las calles que caminamos todos en la zona”, culminó.

Tamayo también agradeció a quienes se han acercado a ayudar en la limpieza y el orden en el lugar. Agregó que con el fin de seguir con el funcionamiento de la empresa, ya están en gestiones para traer más máquinas desde Santiago, región Metropolitana.

Comparte en Facebook: