Cargando...

Sugeridos:


La noche del miércoles un grupo de delincuentes realizó una encerrona en Iquique y tras robar una camioneta notaron que un niño de casi cuatro años iba en su interior.

Los gritos de la madre alertaron a vecinos y transeúntes, cuya intervención fue clave para que el grupo dejara el vehículo.

 


El hecho se registró en el sector de Salvador Allende con Padre Hurtado, pero tras recorrer algunas cuadras se subieron a un “auto escolta” que los seguía y se dieron a la fuga.

De acuerdo a los antecedentes que se conocen el menor fue encontrado ileso. Se trataría de un grupo de al menos tres antisociales.

La Policía de Investigaciones (PDI) quedó a cargo de indagar el caso, que confirmó el estado del menor.

Comparte en Facebook: