Sugeridos:

"No hemos tenido la capacidad técnica ni política" Alcalde de Angol tras ataque a camiones

“Ha sido un amanecer muy triste para las angolinas y angolinos y para el empresario Gerardo Cerda y su familia”. Así describió el alcalde de Angol, Enrique Neira, el ataque incendiario que destruyó un...

Ha sido un amanecer muy triste para las angolinas y angolinos y para el empresario Gerardo Cerda y su familia”. Así describió el alcalde de Angol, Enrique Neira, el ataque incendiario que destruyó un campamento forestal y cerca de 15 camiones en el fundo Mónaco, terreno del empresario forestal Gerardo Cerda.


En conversación con Expreso Bío Bío, el jefe comunal relató el desolador escenario que experimentaron los habitantes de la comuna al ver los camiones quemados. “La actitud de tristeza, de nostalgia, de incertidumbre de los trabajadores de esta empresa, sin saber si van a mantener su fuente laboral, (porque) detrás de cada trabajador hay una familias, afirmó.


Ante el nuevo ataque, Neira indicó que “lo primero que hay que reconocer acá es que se han cometido errores desde el Gobierno Central hacia abajo y eso lo ha pagado gente que no tiene nada que ver con la situación que se vive en la región”.

Asumamos que no hemos tenido la capacidad técnica ni política y habló de todos, no solo gobierno de turno, (…) aquí han habido situaciones a los que no se les ha buscado las soluciones a su debido tiempo”, agregó.


A su juicio, el gran problema es que las autoridades tienen una “actitud reactiva no proactiva (…) estamos más abocados a buscar culpables que soluciones y ese no es el camino que nosotros deberíamos tener”.

También cuestionó que las soluciones les entreguen personas que no viven en la zona y desconocen del conflicto. “Considero que todas las recetas que llegan desde la oficina central, donde hay personas que a lo mejor tienen títulos bonitos, pero es muy distinto tomar decisiones cuando uno conoce la realidad de lo se está viviendo”.

“Si todos somos chilenos porque tenemos que estar buscando medidas de represión para solucionar problemas, si podemos hacerlo como personas educadas y con un criterio formado”, estimó.

El jefe comunal insistió en que “las cosas no se han hecho bien, reconozcámoslo, nos equivocamos”.

Otro punto en contra para resolver la problemática en La Araucanía, según dijo, es que “se han perdido las confianzas en las decisiones del Gobierno, en los colaboradores, en las policías”.

Por eso, afirmó que hay que hacer un buen trabajo, ya que “estamos dañando a muchas personas, a muchos empresarios que ofrecen trabajo en la zona”.

Para finalizar recomendó a todas las partes involucradas a que “busquemos soluciones y no desperdiciemos tanto tiempo buscando culpables”.