“Efectivamente en el hecho concurre una circunstancia atenuante y ninguna agravante, por lo que conforme a la norma del artículo 67 del Código Penal, la pena ha de ser impuesta en el mínimum, teniendo presente que la señalada al delito está compuesta de un solo grado. Para determinarla, se ha tenido presente la gravedad del injusto de que se trata, el modo en que fue ejecutado, contra una persona inerme, pues como se estableció con el resultado negativo de residuo de disparo en sus manos, no portaba arma, de manera que no tenía forma de defenderse, entendiendo que la que se impondrá resulta proporcional a todo ello”, agregó el tribunal.

“Que en atención a la extensión de la pena que se aplicará, no procede sustituirla por alguna de las contempladas en la Ley N° 18.216”, concluyó.