La Unión Europea se compromete a seguir apoyando a Ucrania "tan intensamente como sea necesario".

Los líderes de la Unión Europea (UE) manifestaron este jueves su compromiso para seguir apoyando a Ucrania "tan intensamente como sea necesario", y también invitaron al Banco Europeo de Inversiones a adaptar su política de préstamos a la industria de la defensa.


“La Unión Europea está decidida a seguir proporcionando a Ucrania y su población todo el apoyo político, financiero, económico, humanitario, militar y diplomático necesario durante el tiempo que sea necesario y tan intensamente como sea necesario”, declararon en unas conclusiones adoptadas en la cumbre que los Veintisiete celebran en Bruselas.

Recalcaron que Rusia no debe ganar la guerra después de dos años de invasión y diez de la anexión ilegal de Crimea y Sebastopol.

“Ucrania necesita urgentemente sistemas de defensa aérea, munición y misiles. En este momento crítico, la Unión Europea y los Estados miembros acelerarán e intensificarán la entrega de toda la asistencia militar necesaria”, señalaron.

Los mandatarios, asimismo, celebraron la aprobación del fondo específico de apoyo militar a Ucrania de 5.000 millones de euros (5.431 millones de dólares) para este año por parte de los ministros de Exteriores esta semana, que se inserta en el Fondo Europeo de Apoyo a la Paz (FEAP) mediante el que los Estados miembros han estado cofinanciando la entrega de equipos letales y no letales a Ucrania.

 


Los líderes pidieron, del mismo modo, “trabajar” en el octavo tramo de 500 millones de euros en el marco del FEAP para cofinanciar el envío de armamento a Ucrania que bloquea Hungría desde hace meses.

Se suavizó así una versión precedente de las conclusiones en la que se solicitaba aprobar cuanto antes ese paquete de apoyo.

Los líderes, además, “revisaron el progreso sobre los siguientes pasos concretos encaminados a dirigir los beneficios extraordinarios provenientes de los activos inmovilizados de Rusia en beneficio de Ucrania, incluida la posibilidad de financiar apoyo militar”.

En ese sentido, pidieron a sus ministros avanzar el trabajo sobre la reciente propuesta del jefe de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell, y de la Comisión Europea para utilizar los beneficios extraordinarios de los activos rusos congelados por las sanciones, que ascienden a unos 3.000 millones de euros anuales, en financiar armas y munición para ese país principalmente.

También celebraron la adopción del decimotercer paquete de sanciones, pidieron fortalecer las medidas restrictivas contra Rusia y llamaron a evitar que se sorteen las sanciones.

En ese contexto, solicitaron al jefe de la diplomacia comunitaria y a la Comisión preparar más sanciones contra Bielorrusia, Corea del Norte e Irán.

Sobre Irán, igualmente, manifestaron su preocupación por las informaciones de que el país puede transferir misiles balísticos y tecnología relacionada a Rusia.

“Si Irán hiciera eso, la Unión Europea está preparada para responder rápidamente y en coordinación con socios internacionales, también con nuevas y significativas medidas restrictivas contra Irán”, afirmaron.

Además, rechazaron y dijeron que “nunca reconocerán” las elecciones presidenciales “ilegales” que Rusia organizó la semana pasada en los territorios ucranianos ocupados ni sus resultados.

Los Veintisiete añadieron que la UE “está comprometida con incrementar su preparación y capacidades generales de defensa para satisfacer sus necesidades y ambición en el contexto de crecientes amenazas y desafíos de seguridad”.

 


También subrayaron su compromiso con reducir sus dependencias estratégicas y ampliar sus capacidades, y aseveraron que la base tecnológica e industrial de defensa europea debería reforzarse en toda la Unión.

Para mejorar el acceso de la industria militar europea a la financiación, los mandatarios invitaron a la Comisión Europea y a sus ministros a “explorar todas las opciones para movilizar financiación” e informarles en la cumbre de junio.

Recientemente se ha aludido a la posibilidad de emitir deuda conjunta para la defensa, aunque hay división entre los países.

Además, los líderes invitaron al Banco Europeo de Inversiones a “adaptar su política de préstamos a la industria de defensa y su actual definición de bienes de doble uso, salvaguardando al mismo tiempo su capacidad de financiación”.

Los líderes también instaron hoy a “adoptar rápidamente” los marcos legales para abrir oficialmente las negociaciones de adhesión con Ucrania y Moldavia y “avanzar con los trabajos sin demora”.

Comparte en tus redes sociales

Noticias Relacionadas