Además del Karabaj, también se abrieron colegios electorales en las ciudades reconstruidas tras ser liberadas durante la guerra de 2020, como es el caso de Fizuli, donde apenas viven 2.000 personas.

De hecho, Aliyev depositó el miércoles su voto en un colegio electoral en la capital karabají, Jankendi (Stepanakert para los armenios).

La votación de Aliyev en el Karabaj, abandonado el pasado año por más de 100.000 armenios, fue criticada por Edmon Marukián, emisario especial del Ministerio de Exteriores de Armenia.