En un video compartido en su ‘canal F’, el exgobernante de 85 años, Alberto Fujimori, dijo que heredó “un país en llamas” al asumir la presidencia de Perú en 1990 porque las bandas terroristas Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) estaban “invadiendo las principales ciudades”.

Recordó que los pobladores de la sierra y selva tenían que huir para que esos grupos armados no reclutaran a sus hijos, y que los habitantes en general temían morir en las calles por la detonación de los coches-bomba, usados en los atentados terroristas en esos años.

Fujimori, que ha sido excarcelado a raíz de un indulto humanitario, aseguró que su primer compromiso, como mandatario, fue “devolverles la paz” y remarcó que los soldados y policías “no fueron asesinos”, sino “héroes de la pacificación”.