A través de un comunicado, la oficina del presidente Javier Milei denunció el hostigamiento en su sede diplomática en la capital de Venezuela tras ofrecer asilo político a seis venezolanos.

“La República Argentina manifiesta su preocupación por el incidente ocurrido ayer, que resultó en la interrupción del suministro eléctrico en la residencia oficial en Caracas”, señaló la administración de Milei.

A su vez, el gobierno de Milei “advierte al gobierno de Venezuela sobre cualquier acción deliberada que ponga en peligro la seguridad de personal diplomático argentino y de los ciudadanos venezolanos bajo protección”.

Lo anterior, citando la obligación del Estado receptor “de salvaguardar las instalaciones de la misión diplomática contra intrusiones o daños y preservar la tranquilidad y dignidad de la misma”.