Antes del anuncio de Milei, la ATE había denunciado que el Gobierno planeaba no renovar un 30 % de los 70.000 contratos de trabajadores que prestan servicio en el Estado y que vencen el 31 de marzo.

Las notificaciones de no renovación han comenzado a llegar en estos días en algunas dependencias públicas, como el Ministerio de Economía.

“No queremos ni un despido en el Estado. Necesitamos una medida de conjunto, un paro general, para revertir este ajuste que quiere Milei. Los trabajadores estatales estamos en la picota”, dijo este martes a EFE Lorena Itabel, delegada de ATE en el Ministerio de Economía.

ATE rechazó, además, por “insuficiente” el aumento salarial del 8 % que el Gobierno acaba de conceder a los trabajadores estatales, frente a una inflación acumulada entre diciembre y febrero del 70 %.