Una decisión que se veía venir

Petri ya había adelantado su decisión en el pasado, argumentando que “hay un vocabulario militar a cumplir”. Asimismo, explicó que se trata de un “reordenamiento” de la situación dentro de las Fuerzas Armadas.

“Vamos a reivindicar a las Fuerzas Armadas que no son las de los ’70, son las de la democracia y la Constitución. Tenemos que estar orgullosos de ellas”, fue la promesa que realizó el excandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio al asumir el cargo en diciembre pasado.

Ante tales premisas, las modificaciones estructurales no sorprendieron al personal militar que vio con buenos ojos la intención del Ministerio de Defensa de “hacer cumplir el vocabulario militar tradicional”.