Distingue de la situación de Trump

El informe también distingue la situación de Biden de la de Trump, sobre quien pesan 40 cargos penales por haberse negado a entregar centenares de documentos clasificados a los Archivos Nacionales, la institución que debe resguardar ese material.

Hur sostiene que hay “múltiples agravantes” sobre Trump, como el hecho de que “se le dieron varias oportunidades para devolver los documentos y evitar ser procesado”, pero se negó a hacerlo.

Además, según la acusación de la fiscalía, el magnate neoyorquino habría ordenado también la destrucción de pruebas para obstruir la justicia.

El FBI allanó en agosto de 2022 la mansión de Mar-a-Lago de Trump en Florida para recuperar dichos documentos, mientras que los de Biden fueron hallados en noviembre y diciembre de 2022 por los abogados del presidente y entregados a las autoridades.

 

Biden da el tema por cerrado

Poco después de conocerse el informe, Biden publicó un comunicado en el que se mostró satisfecho por no haber sido imputado, pero no hizo mención alguna a las alusiones del fiscal sobre su memoria.

Biden defendió que “colaboró completamente” con los fiscales, no puso obstáculos y no buscó demoras en la investigación.

“Este tema está ahora cerrado”, declaró en un discurso posterior.

Los republicanos, en cambio, reprocharon al Departamento de Justicia estadounidense por “usar una doble vara de medir” con Trump y con Biden.

Para el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, la decisión de Hur es “profundamente perturbadora”, mientras que según el presidente del Comité de Vigilancia de ese hemiciclo, James Comer, los estadounidenses están “consternados” de que Biden viva “por encima de la ley”.