¿Cuál es el tratamiento de esta patología?

Antes de seguir cualquier indicación, siempre primero es recomendable que el paciente asista a ser evaluado por un experto en el área, en este caso, un otorrinolaringólogo.

Si logra identificarse que el trastorno en la percepción del gusto está siendo ocasionado por una enfermedad, deficiencia o padecimiento, el primer paso será tratar dicha problemática, pues aquello puede conllevar al cese de la disgeusia.

 

Por otro lado, si se descubre que la disfunción es el efecto secundario de un fármaco, la solución sería cambiar el medicamento por uno similar o buscar otros tratamiento farmacológicos. Esto, también, siempre supervisado por un profesional de la salud.

La Clínica Ferrus & Bratos agrega que, en personas con problemas neurológicos, “es posible que el sentido del gusto se recupere de forma paulatina o espontánea, especialmente si han padecido COVID-19“.

Si has perdido en parte, o, en su totalidad el sentido del gusto, el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial de EE.UU entrega una serie de consejos que pueden ayudarte a recuperarlo o a atenuar las molestias propias del trastorno:

1. Preparar alimentos con variedad de colores y texturas.
2. Usar hierbas aromáticas y especias para realzar los sabores.
3. Hablar con un médico y/o nutricionista para identificar los condimentos que puedan agregarse a la dieta para mejorar el sabor de la comida.
4. Evitar platos que combinen diferentes alimentos (guisos, por ejemplo).