Respecto de las ayudas tributarias y financieras, anunció:

-Las donaciones enviadas desde el exterior quedarán exentas de tributos.

-Exención de impuestos aduaneros para agilizar los procesos de internación de productos y materiales para el apoyo de familias afectadas, lo cual permitirá recibir donaciones de organismos de ayuda y donaciones internacionales (ejemplo: Cruz Roja), lo que debe realizarse a través del Servicio Nacional de Aduanas.

-Se condonarán automáticamente todos los recargos ligados a postergaciones de pago de impuestos.

-Se estableció un mecanismo para informar pérdidas de inventarios y ajustar los avalúos de propiedades afectadas para el pago del impuesto territorial.

-Se amplían plazos para declaraciones de IVA, pago de cotizaciones previsionales y pago del impuesto territorial.

-Activación inmediata de mecanismos de seguros y apoyo comercial a través de BancoEstado y postergación de seis cuotas para quienes tengan créditos contratados con la institución, sean empresas o personas.

-Habilitación del Bolsillo Familiar Electrónico para la recompra de enseres y reconstrucción de viviendas.

-Habilitación en la página web de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) de un sistema de consultas de seguros contratados (www.conocetuseguro.cl).

Pérdidas de viviendas

En relación al impacto económico que ha provocado el fuego, Marcel señaló que -comparado con los incendios e inundaciones de 2023- el fuego que ha devastado parte de la región de Valparaíso durante los últimos días ha provocado más pérdidas de viviendas, con cerca de 3 mil según las cifras entregadas el domingo en la mañana, versus 2.000-2.500 el año pasado.

“En términos de pérdida completa de viviendas se registran cifras mayores (respecto de eventos anteriores) y por lo tanto, se puede cifrar que las pérdidas económicas, no solo por el tema de vivienda, será de varios cientos de millones de dólares”, sostuvo el ministro.

 

Asimismo, afirmó que existen la disponibilidad de recursos para enfrentar esta catástrofe: “Tenemos la capacidad suficiente para generar los recursos que se requieren, tanto para atender la emergencia como para las ayudas posteriores y la reconstrucción. Que los recursos no sean una restricción ni en lo cuantitativo ni en lo operacional para hacer todo lo que sea necesario”, planteó el ministro.

Destacó la entrega de US$80 millones ($75.000 millones) a Conaf el año pasado para la contratación de más brigadistas y aeronaves; y el alza de un 30% del presupuesto de la entidad para este año.

Además, el ministro anunció que tanto el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), como el Banco de Desarrollo de América latina y El Caribe (CAF), aprobaron donaciones para Chile por un total de US$450 mil entre ambos, para atender la emergencia.