Patrimonios emergentes de economías emergentes

El país donde la riqueza aumentó más el pasado año, con gran diferencia sobre el resto, fue Turquía (un 157,78%, cuando ningún otro país subió por encima del 30%), seguido de Catar, Rusia, Sudáfrica e Israel.

Desde la elaboración del primer informe en 2010, la economía donde la riqueza ha aumentado más, después del excepcional caso de Kazajistán (190%), ha sido China (185%), seguida de Catar, Israel y la India, todas ellas duplicando sus números.

España, por el contrario, es uno de los cuatro países donde esta riqueza se ha reducido en estos 13 años (un 1%), junto a Italia, Grecia y Japón (última, con un fuerte descenso del 23%).

El informe también clasifica a los países por la desigualdad del reparto de su riqueza, y este listado es encabezado por Sudáfrica, Brasil, Emiratos Árabes, Arabia Saudí, Suecia y EEUU, mientras que el más igualitario en este reparto es Bélgica, seguido por Catar, Australia, Japón y España.

Millones de millonarios

Otro dato destacado es el número de millonarios (patrimonios individuales superiores al millón de dólares) por país: EEUU encabeza esta clasificación con casi 22 millones de personas, casi dos de cada cinco de todo el mundo, mientras que China tiene más de seis millones, Reino Unido tres millones y Japón y Francia 2,8 millones cada uno.

En la horquilla entre uno y dos millones de personas en esta situación se sitúan Corea del Sur, Canadá, Australia, Suiza, Italia, Países Bajos y España, esta última con 1,1 millones de millonarios, una cifra que según el informe podría aumentar a 1,3 millones en cinco años.

Pese a estos grandes números, los millonarios representan únicamente un 1,5% del total de la población de los países estudiados.

 

Subir en el escalafón no es imposible

Con vistas al futuro, el informe predice que uno de cada tres individuos subirá un puesto en las escalas de riqueza (UBS considera principalmente cuatro que siguen una escala de 10: patrimonio de menos de 10.000 dólares, de entre 10.000 a 100.000, de 100.000 a un millón y millonarios).

También calcula que en las próximas décadas se transfiera en todo el mundo riqueza por valor de unos 83 billones dólares, cifra similar a toda la actividad económica global en un año, a través de fenómenos como la herencia patrimonial.

Una riqueza que se trasladaría primero horizontalmente entre los cónyuges (por ejemplo, al enviudar una persona de su pareja) para pasar luego a la siguiente generación.