Cargando...

Sugeridos:

Medallista olímpico es captado tejiendo un sweater para su perro en Tokio 2020: es viral

El fin de semana pasado la imagen de un atleta olímpico tejiendo mientras veía la final de saltos de trampolín de tres metros femenina en Tokyo 2020, se viralizó rápidamente


El protagonista de la foto es el clavadista británico Tom Daley, quien tras cuatro Juegos Olímpicos, por fin logró llevarse la anhelada medalla de oro por su participación en la plataforma de 10 metros sincronizada.

Pero no sólo su triunfo dio la vuelta al mundo sino que también su afición por el tejido. Y es que el atleta de 27 años fue captado por la televisión de su país con su obligatoria mascarilla y un kit de lana morado, mientras tejía a palillos.

 

“Lo único que me ha mantenido cuerdo”

El joven deportista contó a sus seguidores en redes sociales que “lo único que me ha mantenido cuerdo durante todo este proceso es mi amor por el tejido y el crochet y todo lo relacionado con la costura”.

Es tanto su amor por este arte, que incluso tiene su propia cuenta de Instagram dedicada a ello. Made with love by Tom Daley se llama el perfil donde muestra sus increíbles creaciones.


Allí también reveló que durante aquella imagen viral él estaba armando un sweater para su mascota. “Para aquellos que preguntan qué estoy haciendo aquí … estoy haciendo un jersey de perro“, dijo.

 

 

 

 


Amor por el tejido

Pero por más llamativo que sea ver a un atleta olímpico tejiendo, no es el único. De hecho, en los últimos años ha ido en aumento esta tendencias entre los hombres.

En Chile, por ejemplo, existe un grupo llamado Hombres Tejedores, quienes se unieron por su amor al tejido y el fin de los estereotipos.

“El tejido no es una actividad femenina, como muchas personas creen”, aseguró a El País Ricardo Higuera, uno de los creadores del grupo.

“Es una actividad. Es un pasatiempo, una terapia, un estado de introspección en donde uno se conecta con lo que uno quiere, con lo que uno siente, y en esos espacios el género no entra o no debiera entrar”, añadió.

El grupo también impulsa a perder el miedo a tejer en las calles. “Yo no espero que un papá que va con su hijo me vea tejer a mí y en ese minuto diga: ‘Ahora vamos a comprar lanas y agujas y vamos a tejer’. No, pero me interesa que ese padre y ese hijo, o esa madre y ese hijo, o esa pareja que vea a un hombre tejer, pueda conversar sobre eso”, cerró.

Comparte en Facebook: