Hombre en Indonesia se casa con su máquina arrocera porque “no habla mucho y cocina bien”

Hombre en Indonesia se casa con su máquina arrocera porque “no habla mucho y cocina bien”

El humano y la máquina electrodoméstica están hechos el uno para el otro. Las estufas, lavadoras, aspiradoras, cafeteras, etc., mantienen una relación funcional que nos permite no solo ahorrar, sino crear espacio y tiempo en nuestras vidas diarias. Por eso es normal que le tomemos afecto a un aparato. Resulta entendible que cuando se descomponga y no tenga arreglo, nos duela perder a uno de estos artefactos que funcionó de buena manera y nunca nos falló (no como las personas) durante años.

 
Comparte en Facebook:
Comparte:

Fuente: Noticias Importantes