Un tambo del imperio Inka

Refuerza esta hipótesis el acta del Cabildo Abierto del 10 de junio de 1541, donde se expresa textualmente que se juntaba “todo el pueblo en un tambo grande, que está junto a la plaza de esta ciudad”. Otros testimonios de la época potencian la teoría de una importante ocupación inkaica en este sector. Los cronistas cuentan que el cacique Loncomilla le aconsejó a Pedro de Valdivia fundar Santiago en el lugar donde habían existido asentamientos de la cultura inka.

¿Es posible que los primeros conquistadores se hubiesen instalado en un tambo del imperio Inka y que este ocupara el mismo lugar que el actual Museo Precolombino? Los arqueólogos requerirán de más investigaciones para poder determinarlo. Por el momento, todos los vestigios encontrados en el rescate arqueológico han sido meticulosamente clasificados y servirán para documentar con rigor científico el modo de vida de indígenas y españoles de la época.

Vitrina dinámica: Indumentaria con biomateriales

Ya puedes visitar también la obra presentada poro Colectivo Ronda en la Vitrina Dinámica de la exposición “Quiebres y Reparaciones”. Bajo la temática de Reparaciones de un posible futuro, el colectivo presenta en el Museo una fascinante pieza de indumentaria textil y herramientas confeccionadas con biomateriales, como esta polera reconstituida y poblada por hongos, para relevar una reflexión distópica en torno a la crisis ambiental y los rastros humanos que dejamos en la Tierra.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Museo Precolombino (@museoprecolombino)

 

La pieza forma parte de la Colección Colectivo Ronda y estará vigente durante todo el mes de febrero, hasta el 3 de marzo. Prontamente se anunciarán las actividades de mediación en torno a la obra y sus creadores.