Sugeridos:

Estudios médicos confirman dos nuevos síntomas de Ómicron: Dolor de espalda baja y garganta irritada

Adiferencia de la pérdida de gusto y olfato o la fiebre, la nueva variante del coronavirus presentaría un cuadro diferente.

 

La nueva variante del Covid-19, Ómicron, no sólo encendió las alarmas en el mundo por su rápida propagación, sino que también se hizo más temida por desencadenar síntomas alejados a los que la población mundial había acostumbrado a relacionar con el coronavirus.

Y es que desde hace ya dos años, la gente se ha guiado ante tres señales: tos persistente, fiebre y la pérdida del gusto o el olfato. Sin embargo, esta nueva variante desencadena síntomas diferentes a todas las variantes anteriores.

Según consignó Telegraph, este martes se publicó un análisis realizado a 78.000 casos de Ómicron en Sudáfrica, que apuntaba a Ómicron como la variante más leve en comparación con oleadas anteriores.


Específicamente, y hasta el momento, esta nueva variante posee un 29% menos de hospitalizaciones que la cepa que surgió en 2019 y un 23% menos en comparación con la variante Delta.

Los síntomas de Ómicron

De acuerdo al medio inglés, los expertos aseguraron que existe una serie de síntomas diferentes a los acordados.

Entre ellos, el signo temprano más común fue una garganta irritada, seguida de congestión nasal, tos seca y mialgia, que se manifiesta en dolor lumbar.

Estos nuevos síntomas podrían significar la confusión en las personas, ya que la irritación en la garganta podría ser parte de un resfriado, así como los dolores de espalda baja podría ser una molestia común. Es por eso que, en caso de sospechar estar contagiado, lo ideal es realizarse un test para así evitar contagios.

John Bell, el profesor de Regius en la Universidad de Oxford y asesor del gobierno de Reino Unido sobre el Covid-19, aseguró al noticiero Today de la BBC radio que con la información reunida, Ómicron se comporta “de manera diferente” a las otras olas.

En aquella entrevista, que consignó Telegraph, el médico aseguró que se debían considerar también las heces blandas como un síntoma a tener en cuenta.


Cuando la variante apenas llevaba sólo unos días en el mundo, ya se habían señalado síntomas como dolor muscular, fatiga intensa y pulso elevado.

¿Qué ocurre con los no vacunados?

En conversación con El País, Angelique Coetzee, una de las doctoras que dio la alarma sobre Ómicron en Sudáfrica, aseguró que los síntomas eran mucho más leves que con la variante Delta, pero que se veía la diferencia entre vacunados y no vacunados.

“Los vacunados suelen tener síntomas leves y experimentan menos acumulación de dolores”, aseguró.

“Debo decir que el dolor de cabeza fuerte lo catalogamos como una dolencia leve, pero para los pacientes es grave. El dolor muscular que sienten también. En general, los síntomas son mucho peores en los que no están vacunados. Por lo que sigo pensando que las vacunas protegen: incluso si no impiden que te contagies, no enferman tanto”, añadió.

Pese a que los signos no serían graves, la médica afirmó que está “convencida de que tendremos también casos graves con la Ómicron. La gente no debe malinterpretarnos cuando decimos que no es tan peligrosa. En este momento, los casos graves no lo son tanto como antes”, apuntó.