"El peor es Allende y le sigue Piñera": Kast llama a Sichel a rectificar su opinión sobre Pinochet

"El peor es Allende y le sigue Piñera": Kast llama a Sichel a rectificar su opinión sobre Pinochet

Sin anestesia, apunta dardos al gobierno de Sebastián Piñera como responsable del duro momento que vive el oficialismo y señala que el recién ganador de la elección primaria presidencial de Chile Vamos, Sebastián Sichel, es su continuidad.

José Antonio Kast, recién ungido como presidenciable del Partido Republicano, hace un balance de lo que fueron los comicios del domingo y la proyección de la primera y segunda vuelta presidencial.

 

Asegura que, con Joaquín Lavín fuera de carrera y con el exministro de Desarrollo Social representando al centro, lo ocurrido este fin de semana le favoreció a él y que llegará hasta el fin de la carrera.

 

“Chile Vamos es un conglomerado algo desgastado”, asegura en entrevista con BBCL.

El presidenciable del Partido Republicano, José Antonio Kast, llamó al abanderado presidencial de Chile Vamos, Sebastián Sichel, a rectificar su opinión sobre Augusto Pinochet, cuando el exministro de Desarrollo Social, en una entrevista de “El Giornalista” de hace unos meses, nombró al dictador chileno ante la consulta sobre quien era “el hombre más malo del mundo”.

José Antonio Kast lo llama a rectificar sus dichos y, muy en su estilo, lo corrige: “El peor Presidente es Allende y -ahora- lo sigue, y de cerca, Piñera del cual él (Sichel) fue ministro”, dijo en entrevista con la Unidad de Investigación de BioBioChile.

Kast Rist nació en 1966, es abogado, pinochetista, católico, exmilitante histórico de la UDI, tiene 9 hijos y vive en Paine. Fue diputado por el otrora Distrito 30, después de Pablo Longueira, y lo sucedió Jaime Bellolio.

Profundizó en su inscripción como candidato presidencial y destacó que le favorece el resultado de la primaria.

Afirma que seguirá en competencia hasta el final, sea en primera vuelta o, si pasa, hasta el balotaje, en diciembre.

El presidenciable de derecha, en un comunicado de su partido, pidió que Chile Vamos diera libertad de acción para que puedan votar por él en noviembre, algo que nadie hoy ve fácil…

-En el balance, con lo que ocurrió en la primaria de Chile Vamos, da la impresión que el resultado le favorece a usted, ¿o no?

Esperaba uno distinto, porque las encuestas habían señalado que (Daniel) Jadue y (Joaquín) Lavín eran los que podían ganarla. Eso generaba en el sector de centro y de la derecha un temor mucho más importante del que veo hoy. Al ganar (Gabriel) Boric, que no es de centro, sino que es el continuador de la propuesta de Jadue, y al ganar Sichel, que es más de centro, se abre una oportunidad mucho mayor a lo que yo represento.

-¿Por qué?

Son situaciones imponderables, pero que a nosotros nos amplía el espectro de la votación y favorece. Yo habría ido igual a la carrera presidencial, independiente del resultado de la elección, pero, con esto, se abren bastantes más opciones de pasar a segunda vuelta.

-Uno podría pensar que de todos los candidatos que habían, Lavín era el único que no le servía, dado que apuntan a una misma derecha…

Siempre he señalado que saliera Sichel o Lavín en Chile Vamos era bueno, siempre y cuando, ambos y yo, tuviéramos conciencia de que el adversario está en la izquierda radical, que está representada hoy por Boric. Me imagino que en los debates presidenciales podemos tener más puntos de coincidencia con Sebastián Sichel para desenmascarar a la izquierda radical y también con la izquierda más moderada que representará Yasna Provoste, que hoy ve más complicada su opción con un PS, que en su momento quería pactar con Jadue. Entonces, me acomoda bastante una primera vuelta con Sichel, en la medida que tengamos claros que el adversario está en la izquierda y no en los sectores que representamos.

Alianzas de Kast

-¿Dónde estarán sus alianzas? Desde la UDI al PRI han dicho que apoyarán a Sichel y usted estará solo con el Partido Republicano ¿Podrá ganarle a Sichel con la maquinaría política de Chile Vamos?

Chile Vamos es un conglomerado algo desgatado, los partidos están desgastados y prueba de ello es que llevan a un independiente, no es lo mismo que años atrás, hoy están más distantes de los partidos y siguen más a las personas, que a las instituciones. Los liderazgos para esta elección presidencial van a ser importantes y tiendo a pensar, a lo largo de mi recorrido por Chile, conversando con diversos sectores, gente, pymes, de la cultura y otras, ahí la mirada no es de la elite política.

-No sería tan complejo, para usted, entonces…

No veo tan complejo poder ampliar mi votación y apelar a ese millón y medio de personas que, en las últimas dos elecciones no fueron a votar porque están decepcionadas de lo que ha sido el gobierno de Sebastián Piñera, quien es el gran responsable de que esas personas no hayan ido a votar.

-¿Por qué señala eso?

Lo dije hace cuatro años, que si Sebastián Piñera volvía a hacer lo mismo que había hecho lo mismo en su primer gobierno, nos podríamos enfrentar en esta elección presidencial con un Boric o un Jackson. Bueno, se dio lo que dije hace casi cuatro años años y el mayor responsable es Sebastián Piñera. Una de las cargas que va tener que enfrentar Sichel es ser la continuidad de Piñera, por haber sido su ministro, vicepresidente de Corfo y presidente de BancoEstado. Eso, en alguna medida la gente podría sentirlo como un gobierno de continuidad.

-Si no pasa a segunda vuelta, ¿votará por Sichel?

Falta mucho tiempo y la vida trae sorpresas, sino pregúntenle a Jadue y Lavín, que la vida le trajo muchas sorpresas el domingo pasado. No es tiempo de ponerse en esa situación, una vez que inscribamos nuestros Programas de Gobierno para la presidencial, vamos a ver que coincidencia tenemos con Sebastián Sichel. Claramente vamos a tener coincidencias en políticas públicas y, en algunos casos, vamos a tener diferencias importantes. Sí tengo claro que si yo paso a la segunda vuelta o él es quien pasa, ambos vamos a tener un rol importante que jugar para esa segunda vuelta. Así como yo jugué un rol importante en la segunda vuelta de Piñera-Guillier, espero si yo pase a segunda vuelta, espero que Sebastián Sichel juegue un rol y si él pasa y hay algún tipo de coincidencia en los programas, espero también colaborar para que no gane la izquierda radical.

-Pinochet es el más malo de la historia, dijo Sichel, ¿qué le diría?

Creo que él se equivocó en su apreciación y claramente el peor es Allende y ahora lo sigue, por los palos, Piñera, del cual Sichel fue ministro. Creo que hay que darle un tiempo para reflexionar y meditar sobre lo que dijo y también que analice resultados de un gobierno y el otro.

-Entonces…

Espero siempre que las personas puedan reivindicar con el tiempo de las cosas que han afirmado y él ha demostrado que ha evolucionado porque partió en la izquierda, siguió a la democracia cristina y ahora al centro…

-¿Es de centro Sichel o de derecha?

El dice que es de centro, pero convocó también votos de derecha frente al desgaste que han tenido los partidos tradicionales, pero él se define de centro y no tengo porque discutirle, al igual que Lavín se consideraba socialdemócrata. No veo porque discutirle lo que él piensa de si mismo… (sonríe).


Fuente: BioBio Chile