Aysén v/s Los Lagos: la guerra por el erizo que podría incubar el primer conflicto social de Boric

Aysén v/s Los Lagos: la guerra por el erizo que podría incubar el primer conflicto social de Boric

Aysén v/s Los Lagos: la guerra por el erizo que podría incubar el primer conflicto social de Boric

En marzo la Subpesca fijó un total de 15 mil toneladas a extraer este año entre ambas regiones, pero Los Lagos ya agotó lo autorizado. A modo de acallar las protestas que explotaron el titular del organismo, Julio Salas, modificó lo dispuesto y le quitó 300 toneladas a Aysén para dárselas a los pescadores de la décima región. "Evidentemente es un error, una bofetada, una falta de respeto", dijo el alcalde de Guaitecas, Marco Silva. En tanto Juan Carlos Leviante, histórico dirigente de la zona, exconcejal y hoy presidente de la Federación de Pescadores de Guaitecas, indicó que lo que más les duele "es que una autoridad del Gobierno central haga esto, ofrecer plata que nadie está pidiendo para traspasar cuotas de una región a otra... lo encontré insólito". "Estamos con una situación económica compleja a nivel mundial, alza sostenida de precios. Eso en Aysén ha afectado profundamente la ejecución de inversión pública. Claramente abre un flanco de inicio de un conflicto social”, alertó por su parte Andrea Macías, gobernadora de Aysén.

 

Aysén v/s Los Lagos: la guerra por el erizo que podría incubar el primer conflicto social de Boric

Una modificación de la Subsecretaría de Pesca (Subpesca) en cuanto a la cuota para 2022 de extracción del erizo desató nuevamente un conflicto entre recolectores de Los Lagos y Aysén.

Una resolución firmada el 28 de marzo por el subsecretario Julio Salas destinó un total de 15 mil toneladas a extraer, 8.604 por pescadores de Los Lagos y 6.320 de Aysén.

Pero Los Lagos ya acabó su cuota, hubo manifestaciones en Chiloé y, en lo que desde Aysén califican como una resolución inconsulta, el Gobierno les quitó 300 toneladas a modo de acallar las protestas más al norte.

Eso luego que pescadores de Los Lagos se movilizaran, se tomaran el puerto de Quellón y cortaran varias rutas, lo que también sumó a otros actores, como camioneros.

Según se puede ver en documentos de la Subpesca, el mismo Salas firmó el 2 de agosto una modificación a la resolución exenta 675 de 2022, donde Los Lagos pasó a tener una cuota de 8.904 toneladas y Aysén bajó a 6.020.

En Aysén los ánimos están caldeados. Al cierre de esta edición en Guaitecas, justamente la cuna del conflicto que en 2012 volvió a la región en noticia nacional e internacional, está tomada la terminal aérea, el puerto pesquero y ya hay protestas.

De no tener soluciones o si el Gobierno no revierte la decisión del titular de la Subpesca ya se avisó que las protestas aumentarán, con tomas de carreteras y vías.

Dos autoridades de la zona hablaron de “error”, un nuevo capítulo de conflicto para La Moneda pero ya no desde un ministerio, sino que desde una subsecretaría, en semanas y días en que los jefes de las carteras han hecho noticia por varias declaraciones desafortunadas.

“Absolutamente, fue un error”

En conversación con BioBioChile la gobernadora de Aysén, Andrea Macías, calificó como un error lo ocurrido y pidió acciones para remediar los coletazos que traerá el cambio.

“Absolutamente, fue un error. Porque uno esperaba que esta administración central, que siempre ha hablado de poder resolver los conflictos de manera diferente, en espacios de diálogo, hoy hay diálogo cero con la región de Aysén cuando se toma una decisión que la afecta directamente en su desarrollo productivo, económico y la vida directa de 500 personas relacionadas con el erizo”, lanzó la jefa regional.

“Ante este conflicto la respuesta de la Subsecretaría de Pesca, con un acuerdo inconsulto con la Mesa Bentónica de Los Lagos sin la presencia de Aysén, acordó quitarle 300 toneladas de las asignadas a Aysén a cambio de una compensación de $390 millones (menos de $1 millón por pescador). Fue la forma que encontró la subsecretaría para terminar con este conflicto”, agregó.

“Claro que me parece un error, un desacierto. Pero además un mal precedente para todo lo que se viene porque en un tiempo más vamos a estar discutiendo zonas contiguas y si la Subpesca de esta administración va a actuar de la misma forma en que han actuado todas las anteriores sin duda Aysén queda en desmedro. Aquí se favorece a los sectores económicos importantes que están detrás de todo el rubro de la pesca”, complementó.

Enojo gorgotea en Aysén

De acuerdo a la gobernadora los ánimos se calmaron en Los Lagos tras de la decisión del Gobierno.

No obstante, la situación es diametralmente opuesta en Aysén.

En Melinka, por ejemplo, se estima en cerca de 400 los pescadores movilizados “que no van a deponer su movilización mientras no exista si quiera una conversación con el subsecretario de Pesca, que no se ha hecho presente en conversaciones con la región de Aysén”, adelantó.

“Estuvo presente en la negociación con pescadores de Los Lagos, sin embargo no han tenido la deferencia de dar cara con los pescadores de la región de Aysén”, espetó.

El génesis del conflicto de 2012 en Aysén también pasó por problemas asociados al mundo de la pesca. Consultada sobre si, a su juicio, este podría transformarse en el primer conflicto social del Gobierno de Gabriel Boric, la gobernadora puso paños fríos, pero reconoció que existe un problema.

“Creo que este Gobierno tiene que dialogar para evitar llegar a esa situación porque así como ocurrió otras veces es factible que existan movilizaciones sociales importantes. Estamos con una situación económica compleja a nivel mundial, alza sostenida de precios. Eso en Aysén ha afectado profundamente la ejecución de inversión pública. Claramente abre un flanco de inicio de un conflicto social”, aseguró.

“En 2012 el conflicto partió con la toma del aeródromo”, recordó. “Los pescadores han manifestado que están dispuestos a aumentar su manifestación a la espera del ánimo a dialogar, que el subsecretario de Pesca se contacte con ellos y poder tener una negociación, como ha sido siempre, que no sea en desmedro de los pescadores de Aysén”, comentó.

Otros problemas asociados al erizo
Macías también acusó que otros dos grandes problemas golpean al sector que explota el erizo.

El primero apunta a la pesca ilegal derivada del hecho que, en Los Lagos, el stock de erizo está agotado.

“¿Qué enfrenta Aysén, con una situación mejor? Problema de pesca ilegal de naves que principalmente provienen de Los Lagos”, reportó. A eso sumó el no respeto de los tiempos de veda.

En segundo lugar mencionó la falta de plantas de proceso en Aysén, con lo cual todo lo que se extrae allí va a parar justamente a Los Lagos.

“Ni siquiera existe generación de empleo permanente”, lamentó, junto con criticar la inexistencia histórica de un comité de manejo.

Aunque durante el miércoles quiso pero no pudo conversar con él, Macías aseguró que con su par de Los Lagos, Patricio Vallespín, ya han discutido este problema con anterioridad.

“Ambos hacemos las defensas respectivas de nuestras regiones, rol que nos corresponde, pero también creemos en el diálogo y hay reconocimiento que, sin duda, Aysén siempre ha pagado los costos de las decisiones que se toman”, cerró.

Vallespín defiende redistribución
En conversación con BioBioChile, Vallespín defendió la redistribución hecha por el Gobierno, aseguró que los recursos no son de ninguna región en particular y adelantó que esa será la postura que mantendrá.

“Creo que esta reasignación es pertinente y necesaria. Históricamente los pescadores de Los Lagos han extraído recursos de manera sustentable de Aysén”, partió.

“Existe un encadenamiento histórico y eso es parte de lo que hay que tener presente en esto, los recursos pesqueros son de todos los chilenos, no de una región en particular”, agregó.

“El límite político administrativo no es lo importante, es la zona de pesca y es un recurso que es compartido, es natural que así sea. Está dentro de las facultades que tiene la Subpesca y nos parece pertinente”, añadió.

En cuanto a soluciones, para Vallespín la salida debe ser una legislación que resuelva el tema de las zonas contiguas, que todos los años son motivo de problema en la zona.

Además, el gobernador de Los Lagos aseguró que los pescadores de Aysén se ven beneficiados con el trabajo de los recolectores de su región, aunque reconoció que el problema de la pesca ilegal pasa por falta recursos para fiscalizar como corresponde.

“Históricamente, y esto es bueno que se sepa, Aysén no ha podido extraer la cuota desde el punto de vista biológico que es posible de hacer y se complementa con lo que hacen los pescadores de Los Lagos, una complementación histórica”, concluyó.

“Creo que poner este tema en esta perspectiva es errado. Es una zona de pesca común que debería ser integral, con cuota compartida entre todos los que desarrollan la actividad de manera sustentable”, cerró.

“Siempre se ha extraído el 100%”
Los dichos de Vallespín fueron desmentidos por Juan Carlos Leviante, histórico dirigente de la zona, exconcejal y hoy presidente de la Federación de Pescadores de Guaitecas.

“No, no es así. Siempre se ha extraído el 100% de lo que se destina. Lo he dicho mil veces: las autoridades no conocen el tema de fondo de los recursos”, comentó.

“Creo que deberían tener gente de terreno que realmente los asesore bien porque de repente vemos que hablan en los medios y no conocen el tema, los compromisos, los tonelajes. Esto lleva a que la gente tenga conceptos erróneos con la información incorrecta”, continuó.

Leviante confirmó que con su paro de actividades las plantas de procesamiento de Quellón no tienen con qué trabajar. Es decir, la trifulca gatillada por la decisión del Gobierno a favor de pescadores de Los Lagos igualmente impactó a un sector productivo de esa región.

“En el paro de Quellón se tomaron el puerto, las carreteras, presionando al Gobierno a través de la Subsecretaría de Pesca para obtener recursos nuestros”, siguió.

“El año pasado hubo un convenio de zona contigua. No se respetó. Lo que más nos duele es que una autoridad del Gobierno central haga esto, ofrecer plata que nadie está pidiendo para traspasar cuotas de una región a otra… lo encontré insólito. De los años que soy dirigente de la pesca, desde 2001, nunca había escuchado algo así. Deja muy mal parado al Gobierno central cómo se están haciendo las cosas”, detalló.

Sumado a eso, Leviante reveló que ayer hubo una reunión telemática con la Subpesca, pero el subsecretario no formó parte de la instancia, que fue liderada por alguien de su gabinete.

“Si las cosas se hacen así, la reunión no tiene validez de ningún lado. A nadie le preguntaron cuando hicieron ese traspaso, por lo menos nos hubiesen informado, sentado a conversar. Es totalmente arbitrario y hecho de mala manera por el subsecretario de Pesca. Nunca había escuchado algo así”, zanjó.

“Lo que más recalco, y me duele, es que la gente de esta región y especialmente de Melinka y Guaitecas… no hay otro trabajo más principal que este. Son seis meses aproximadamente para sacar erizo, termina esa cantidad de tonelaje y la gente queda cinco, hasta seis meses sin trabajo, hasta la otra temporada (…) Esto nos preocupa porque no hay ningún Gobierno que nos haya dado solución durante 30 años por la tremenda cesantía”, sostuvo.

Alcalde de Guaitecas y decisión del Gobierno: “Un error, una bofetada, una falta de respeto”
Por su parte, el alcalde de Guaitecas, Marco Silva, se manifestó “molesto y decepcionado” con la determinación.

“Uno cree en los actos democráticos, soy parte de este Gobierno, trabajé por el, en mi comuna el Presidente sacó alta votación y en la región también. Hoy los mandos medios, el subsecretario de Pesca, le pega una bofetada a la gente sobre todo del ámbito pesquero”, indicó el jefe comunal a BioBioChile

“Evidentemente es un error, una bofetada, una falta de respeto. Cuando se negocia lo hacen dos partes, no una sola tampoco un subsecretario de Pesca entre cuatro paredes. Tiene atribuciones, la ley se lo permite. Hoy se pasa por el aro a las instituciones y pasa a llevar a la pesca artesanal y quienes vivimos en zonas australes”, complementó.

En el contacto, el alcalde confirmó que, al cierre de esta edición, en la comuna está tomado el aeródromo y el puesto pesquero. Movilizaciones hay en varias partes, sobre todo en caletas.

Así, la autoridad avisó que de no revertirse la decisión ni conocer de soluciones el conflicto escalará.

“Habrá que tomar otras medidas como (ocupar) el Puente de Aysén, una articulación con harto flujo de tránsito. En Chiloé se dio respuesta rápidamente porque se tomaron las carreteras”, dijo.

“Aquí se debió haber tomado otra decisión. Cuando el subsecretario de Pesca llama a dos dirigentes de Guaitecas ofreciendo que se traspasen 300 toneladas de Aysén a Los Lagos y que ellos pagaban eso a precio de mercado… o sea ¿de qué estamos hablando? Si la cartera tiene tanta plata, ¿por qué no ofreció lo mismo a la gente de la décima región, por qué tienen que sacarse toneladas de una cuota designada siendo siempre Aysén la solución a los problemas?”, inquirió.

Este jueves hubo una reunión en la Delegación Presidencial y Silva espera que el mensaje llegue a oídos del Presidente. “En su discurso habla de descentralización, de llegar a las regiones”, recordó.

“Evidentemente aquí el subsecretario, entre cuatro paredes porque ni siquiera se dignó a estar en una reunión con sus pares ni menos la pesca artesanal, sí tuvo la desfachatez de decir ‘ya, tengo la facultad y traspaso, nadie va a decir nada”, acusó.

Junto con criticar la actitud del subsecretario Salas, el alcalde avizoró que con la reducción terminarán la extracción de erizo a fines de agosto, cuando se tenía planeado culminar los trabajos a fines de septiembre.

“Sé lo que significa trabajar en el mar, mojarse el potito, sacarse la cresta y pucha que duele cuando se acaban las cuotas. Entiendo a la gente de Chiloé, la entiendo, no es culpa de ellos, pero la medida del subsecretario no debiese haber sido vestir un santo para desvestir a otro”, cerró.

Diputado Calisto se suma a las críticas y habla de arreglo “entre gallos y medianoche”
La polémica ya llegó al Congreso donde el diputado Miguel Ángel Calisto (DC), representante por la zona, tildó la negociación de la Subpesca como un acuerdo concretado “entre gallos y medianoche”.

El legislador también criticó al Gobierno por actuar “de espaldas a la ciudadanía y a los pescadores de Aysén”.

“Estamos absolutamente molestos con el Gobierno y la Subsecretaría de Pesca. Nos llama la atención que este Gobierno, que se ha jactado de ser un Gobierno ciudadano, que consulta a la gente, con todo ese discurso que hemos escuchado en campaña, en la práctica están más absolutos que el Gobierno anterior. Ni siquiera consultan en la región, negocian con la décima región y nos dejan mirando a la carnicería”, lanzó.

“No podemos aceptar que Los Lagos siga extrayendo los recursos de la manera en que lo hacen. Hago un llamado a la gobernadora que no sirven los mensajes, sirven las acciones. Tenemos que tomar una acción política por parte del Gobierno Regional, hay que levantar la voz en este tema y exigir al Gobierno central que esto se revierta”, agregó.

Para el lunes se pidió una reunión con la ministra del Interior, donde Calisto y otras figuras regionales buscan exigir que esto se revierta.