No obstante, pese a que aún no se ejecutaba la condena contra Klug, sobre el militar (r) pesan dos órdenes de aprehensión y captura internacional, dictadas por los ministros Claudio Aldana de Concepción y Paola Plaza de Santiago.