Confirman prisión preventiva para detective suspendido acusado por el homicidio de Valeria Vivanco

Confirman prisión preventiva para detective suspendido acusado por el homicidio de Valeria Vivanco

La mañana de este lunes, se confirmó la prisión preventiva para el suspendido detective de la PDI acusado de ser el autor del disparo que le provocó la muerte a la subinspectora Valeria Vivanco, en la región Metropolitana.

 

La Corte de Apelaciones de San Miguel resolvió mantener la medida cautelar de prisión preventiva para Leonel Contreras, quien se mantiene tras las rejas desde comienzos de noviembre imputado por el homicidio de su compañera de la PDI.

El defensor penal público y abogado de Contreras, Juan Pablo Gómez, indicó que la audiencia que se llevó a cabo a partir de un recurso de apelación contra la resolución de prisión preventiva. “No existe una investigación que se encuentre acabada, ha sido una investigación que ha tenido yerros en el pasado, y demandan mayor certeza en cuanto a las conclusiones que se pretenden extraer de cada hipótesis”, soslayó el abogado ante el caso.

En tanto, el fiscal Christian Toledo de la Fiscalía Metropolitana Sur comentó que la confirmación se dictó ya que se consideró que su libertad constituye un peligro para la seguridad de la sociedad.

El hecho ocurrió el pasado 13 de junio, cuando cuatro detectives de la Brigada de Homicidios de la PDI realizaban una investigación encubierta en La Granja. Fue ahí donde fiscalizaron un auto sospechoso desde donde, según la primera versión de la Fiscalía Metropolitana Sur, salió un disparo que impactó a la joven detective Valeria Vivanco el cual produjo su muerte.

Tras esto, y de forma inmediata, se detuvo a los dos ocupantes del mencionado vehículo quienes fueron identificados como Miguel Caniupán de 19 años y un adolescente de 17, los que fueron formalizados y quedaron privados de libertad.

Disparo mortal provino de un arma institucional

El 4 de agosto, el caso tuvo un vuelco luego que peritajes de la PDI permitieran establecer que el disparo que mató a Vivanco provino de un arma de la institución. Esto provocó la suspensión de los tres compañeros de la PDI de Vivanco, por su eventual responsabilidad en su homicidio.

En ese momento, se apuntó a Leonel Contreras, quien tenía trazas de pólvora en sus manos, lo que podría deberse a que percutó un tiro en el procedimiento.

Finalmente, el la investigación de la causa seguirá su curso a la espera de nuevas diligencias en el plazo dictado en la formalización del imputado.


Fuente: BioBio Chile