La ACA permitió que adultos pobres accedieran al programa federal Medicare, hasta entonces limitado a jubilados mayores de 65 años, y también dio protección a personas con problemas médicos preexistentes, lo que les vedaba el acceso a un seguro médico privado.

El presidente electo de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, dijo desde Delaware después de la audiencia que “este es el último de los intentos de los ideólogos de la extrema derecha de hacer algo en lo que han fracasado desde hace mucho tiempo (…) que es eliminar por completo la ACA”.

Biden, que no ha recibido un reconocimiento de su victoria de su adversario, prometió expandir la ley para que llegue a decenas de millones de estadounidenses que viven sin un seguro de salud.

“‘Obamacare’ es una ley de la cual cada estadounidense debería estar orgulloso”, dijo.