“Todas las recetas van acompañadas de algún secreto de la cocina que he ido descubriendo a través de muchos ensayos, por ejemplo, la plateada tuve que hacerla 48 veces para obtener ese exquisito sabor de la carne que hoy me caracteriza”, decía Doña Tina.