Al respecto se refirió el teniente coronel Carlos Castillo, de la prefectura de la región de O’Higgins, quien precisó que el hombre “portaba un armamento que al final fue tipo aire comprimido y se encontraba (…) adosado a su cuerpo una especie de explosivo. Nuestro personal del GOPE descartó que fuera explosivo y las motivaciones de esta persona mayor de edad son problemas de salud, los cuales lo aquejan a él (…) y quiso hacer un llamado de atención (….). Fue detenido y recién puesto a disposición de la Fiscalía Local”.